Blog

Pediatra especialista y certificada en sobrepeso y obesidad

¿Conoces el programa niñ@s en movimiento?

Niñ@s en movimiento es un programa  creado en Europa para el tratamiento de l@s niñ@s con sobrepeso u obesidad, basado en mejorar la autoestima e imagen corporal, partiendo del amor y cuidado a su cuerpo e interés en su salud.

Es un programa con formato grupal .

 Con formación teórica y práctica.

 De 11 semanas  de duración, con sesiones semanales de 90 minutos.

¡Niñ@s en movimiento!

A través de conocernos a nosotros mismos como individuos y familias, es que podemos realizar cambios desde dentro, como estilos de vida más saludables; manejo de emociones, mejorar la comunicación intrafamiliar y como consecuencia disminuir la cantidad de grasa corporal.

Formación y especialización.

La formación académica y profesional de la Dra. Desirée garantiza el conocimiento profundo y detallado del sobrepeso y obesidad en pediatría.

Ella es médico general egresada de la Universidad Autónoma de Querétaro con Mención Honorífica.

Realizó su especialidad en Pediatría Médica en el Hospital Infantil de México Federico GómezInstituto Nacional de Salud, categorizada en los primeros 10 lugares de desempeño de su generación.

Además es Maestra en Ciencias Médicas con Mención Honorífica por la Universidad Nacional Autónoma de México y actualmente es candidata a Doctora en Epidemiología Clínica por la misma universidad.

Tiene un Alta Especialidad de Sobrepeso y Obesidad del Niño y del Adolescente realizada en el Hospital General de México avalada por la Universidad Nacional Autónoma de México.

Además es una especialista certificada en el Programa Niñ@s en Movimiento con aval del Hospital Universitario Valle de Hebrón (Hospital Universitario Vall d’Hebron) Barcelona, España.

La Dra. Desirée es investigadora de tiempo completo en el Hospital Infantil de México Federico Gómez – Instituto Nacional de Salud, y además desarrolla su consulta privada en Kids Health Polanco. Se especializa en la prevención, diagnóstico y tratamiento de sobrepeso y obesidad en pediatría.

Solicita una cita al: 5203 9365

¿Por qué a mi hijo debe verlo un ortopedista pediatra?

ANTECEDENTES

Muchas dudas surgen a medida que nuestros hijos crecen, desde como criarlos, hasta temores respecto a su formación, configuración y desarrollo físico, y muchas veces no sabemos cuáles médicos deberían verlos.Muchas dudas surgen a medida que nuestros hijos crecen, desde como criarlos, hasta temores respecto a su formación, configuración y desarrollo físico, y muchas veces no sabemos cuáles médicos deberían verlos.


Si bien es cierto que la sabiduría ancestral de los abuelos es de mucha ayuda en la crianza de nuestros hijos, también debemos saber cuándo y a quién acudir en situaciones específicas.


Dentro de tanta información que nos rodea, cada día más, aparecen artículos escritos por “gurús” de la medicina, sin ser médicos ni tener alguna relación con el medio, a confundir o incitar el uso indiscriminado de “tratamientos” y consejos, que muchas veces desorientan a los padres.


Entonces, ¿por qué a mi hijo(a) debe verlo un ortopedista pediatra y no un traumatólogo general, o en el más común de los casos, acudir a una tienda ortopédica donde lo vera un técnico?

¿Por qué a mi hijo debe verlo un ortopedista pediatra?

EL ORTOPEDISTA PEDIATRA (OP)…


Es el médico mejor capacitado y con más experiencia para evaluar y tratar adecuadamente los problemas músculo esqueléticos (huesos, articulaciones y músculos) en un niño que tiene la característica que está creciendo. Esto incluye desde recién nacidos hasta la adolescencia (17 años).

 

Formación y especialización.

¿Cuál es el adiestramiento de un OP?

Los OP son especialistas en cirugía ortopédica y traumatología que decidieron enfocar su práctica médica en el manejo y cuidado de las patologías ortopédicas que ocurren durante la infancia y adolescencia. La naturaleza única en la atención médica y quirúrgica de los niños se aprende con una formación avanzada y experiencia en la práctica de sus métodos diagnósticos y terapéuticos; para ello se debe realizar una subespecialidad.

¿Cuáles patologías trata?

Erróneamente, siempre se ha pensado que el ortopedista pediatra solo trata problemas de pie plano y posturales, razón por las que muchos padres, pensando en la economía, prefieren acudir a un técnico ortesista. Esa idea no puede estar más alejada de la realidad, puesto que los problemas músculo esqueléticos de los niños y adolescentes son diferentes, la respuesta del cuerpo a las lesiones, infecciones y deformidades puede ser muy diferente de lo que se observa en una persona en plena madurez esquelética.

Desde la composición del hueso, la presencia de núcleos de crecimiento y la gran actividad biológica del hueso y el periostio en un esqueleto en crecimiento es tan diferente, que requiere especial cuidado y atención. Por este motivo, la evaluación y tratamiento de un niño suele ser bastante diferente a la de un adulto, incluso para el mismo problema.

Por otro lado, la configuración física del niño se modifica por etapas relacionadas con la edad, lo que provoca posturas y características que preocupan a los padres, y donde el desconocimiento de estas los lleva a utilizar tratamientos que están obsoletos o no corresponden, o mejor aún, no requieren de ningún tratamiento.

Entre las patologías que un OP diagnostica o maneja en conjunto con otras especialidades están:

1. Vigila el correcto crecimiento y desarrollo de sistema músculo esquelético, incluyendo variaciones normales del desarrollo.

2. Deformidades de extremidades y columna vertebral, congénitas o adquiridas (pie equino varo, displasia de cadera, escoliosis, dismetría de extremidades, enfermedad de Perthes).

3. Secuelas ortopédicas de alteraciones neurológicas (Parálisis cerebral infantil, mielomeningocele, distrofias musculares, trastornos sensitivo motores)

4. Secuelas ortopédicas de alteraciones del metabolismo óseo y/o hormonales (raquitismo, acidosis tubular renal, epifisiolistesis femoral capital, obesidad.

5. Asociaciones ortopédicas de enfermedades sindromáticas, alteraciones del colágeno (oteogénesis imperfecta), tumores óseos, displasias óseas (acondroplasia).

6. Infecciones músculo esqueléticas y sus secuelas.

7. Fracturas y traumatismos en general.

8. Estudio y análisis de las alteraciones de la marcha.

 

Conclusión

Un Ortopedista Pediatra significa atención especializada para su hijo(a), con la experiencia para comunicarse, entender, examinar, diagnosticar y tratar problemas durante su crecimiento en un ambiente adecuado para ellos. 

¿Quién es el otorrinolaringólogo pediatra?

FORMACIÓN

Los otorrinolaringólogos pediatras, somos médicos que cursamos la carrera de medicina, después hicimos la especialidad en otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello, Durante este entrenamiento aprendemos herramientas médicas y quirúrgicas para tratar problemas de nariz, oído y garganta. Estos 4 años de estudio y entrenamiento lo recibo básicamente con pacientes adultos, ocasionalmente vemos pacientes pediátricos.

Al terminar esos cuatro años, un otorrinolaringólogo puede especializarse en alguna de las múltiples ramas que abarca la especialidad. En el caso de la otorrinolaringología pediátrica cursamos 2 años mas de entrenamiento en un hospital pediátrico.

¿Que hace diferente a un otorrinolaringólogo pediatra?

Los otorrinolaringólogos pediatras estamos capacitados para tratar y operar padecimientos de oído, nariz y garganta en pacientes desde que son recién nacidos hasta la adolescencia. Algunos decidimos seguir viendo pacientes adultos, ya que nuestra formación nos lo permite. 

Ser otorrinolaringólogo pediatra no significa que seamos pediatras. Somos especialistas en otorrinolaringología con una formación más avanzada en pacientes pediatricos. Teniendo esta formación extra, damos un trato especial al paciente pediatrico. Lo más importante es hacer sentir cómodo y tranquilo a nuestro pacientito para que se deje explorar. Platicamos con el y con los padres para crear confianza y no nada más tratarlo com un adulto chiquito.

Explorar cavidades tan pequeñas como la nariz, boca y oídos es difícil, pero dando un trato tranquilo y sin molestias, facilitamos el rápido diagnóstico, además un niño no expresa tan fácilmente lo que siente por eso hay que explorar de la mejor manera para hacer la consulta más sencilla.

 

¿Cuando visitar a un otorrinolaringólogo pediatra?

Cuando existen malformaciones en oído, nariz o garganta. Es decir, un bebé recién nacido puede tener alteraciones de nacimiento en sus orejas que condicionen su audición; alteraciones en la nariz que provoque dificultad respiratoria y problemas para la alimentación; alteraciones en la laringe que ocasionen ruidos “estridor” al respirar y que provoquen alteraciones en su desarrollo y alimentación.

 

 

  • SINDROMES: Existen síndromes que se asocian a malformaciones en oídos, nariz y garganta que deben ser valoradas por el otorrinolaringólogo pediatra para poder ofrecer el tratamiento adecuado. Existen otros síndromes que se relacionan con infecciones de repetición en ódios y vías respiratorias altas, como por ejemplo, el síndrome de Down. En este caso, se recomienda una valoración integral del paciente.

 

  • NARIZ: Cuando hubo algún traumatismo en nariz (sospecha e fractura) o cuando existen problemas de respiración oral, ronquido, apneas del sueño, es decir pausas en la respiración e infecciones de repetición de amígdalas y adenoides es necesaria la valoración; sangrados nasales de repetición.

 

  • OIDO: con presencia de secreción, perdida de audición, mareo, retraso en el desarrollo del lenguaje, infecciones recurrentes, o incluso con la sospecha ya de complicaciones tales como abscesos cerebrales.

 

  • CUERPO EXTRAÑO: Cuando existe la sospecha de introducciones un cuerpo extraño (comida, palstilina, papel, pilas, metal, plástico, puntas de lápiz, insectos) en OIDOS o NARIZ, siempre deberá ser extraído por el experto para evitar complicaciones. 

 

  • SINUSITIS: Cuando existen infecciones de repetición de vías aéreas altas que se compliquen con sinusitis y que a su vez provoque mayores problemas (abscesos alrededor de los ojos, en nariz e intracraneales). 

 

  • TUMORES: Algunos se presentan en naríz, oído y cuello.

 

  • Cuando existen enfermedades oncológicas, reumatológicas, inmunológicas entre otras que se manifiestan en oídos, naríz y garganta. En estos casos la valoración por múltiples especialidades es recomendable.

Existen padecimientos desde los más sencillos hasta los más complejos que involucran nariz, oídos y garganta. Los otorrinolaringólogos pediatras podemos diagnosticar y tratar todo lo mencionado anteriormente teniendo la opción de iniciar manejo médico y si fuera necesario de acuerdo a cada caso estamos capacitados para ofrecer tratamiento quirúrgico.  Hay que recordar que una complicación se puede evitar diagnosticando el problema desde su inicio y dando el manejo adecuado. 

 

 

 

En KIDS HEALTH POLANCO: nuestra otorrinolaringóloga pediatra es la Dra. Lilia Anaya, ven y conócela!!

Día Mundial de las Personas con Síndrome Down

21 de marzo: Día Mundial de las Personas con Síndrome de Down

Síndrome Down: mitos y realidades

14 de Febrero Día Mundial de las Cardiopatías Congénitas

14 de Febrero: Día Mundial de las Cardiopatías Congénitas

¿Cuando sospechar que mi hij@ está enfermo del corazón?

Las cardiopatías congénitas son consideradas a nivel mundial la malformación más frecuente, presentándose en 9 a 12 por cada mil recién nacidos; el problema suele ser que no se realiza el diagnóstico de manera temprana.  

¿Cuáles son las consecuencias de hacer diagnósticos tardíos?

Lo más grave es perder la oportunidad de corregir la malformación ya que algunas enfermedades del corazón lesionan los pulmones y pueden hacer imposible  la corrección quirúrgica con el paso del tiempo. Además puede haber un retraso en el crecimiento importante hasta casos mas graves que cursan con muerte súbita. 

En el RECIEN NACIDO….

En el recién nacido suele ser difícil tener algún dato que haga sospechar en una enfermedad del corazón. Es una preocupación  latente a nivel mundial por lo que se hacen todos los esfuerzos para realizar el diagnóstico oportuno. 

Actualmente se cuenta con el tamiz cardiaco el cual es el  estudio enfocado en reconocer de manera oportuna al menos las cardiopatías congénitas críticas (las más graves). Se tiene que hacer idealmente después de 24 horas de nacido y antes de salir del hospital.

Aquí en México ya se realiza en algunos hospitales de manera rutinaria.

Después del MES DE VIDA…

Después del mes de vida los datos (signos o síntomas) más frecuentes con los que se diagnostican las enfermedades del corazón son:

– Soplos

– Cianosis (coloración morada en nuestros bebés)

– Insuficiencia cardiaca (falla del corazón para llevar sangre adecuadamente a los órganos)

– Inadecuado crecimiento en el peso-talla

– Falta de aire durante el esfuerzo

– Hipertensión arterial

– Dolor de pecho

– Palpitaciones

– Síncopes (desmayos)

– Alteración en los pulsos

 

Muchos de estos datos pueden compartirse con otras enfermedades, es importante que se los comenten al pediatra para que él o ella valore la necesidad de enviar a realizar estudios por especialistas en CORAZÓN DE NIÑOS

KIDS HEALTH POLANCO: Cuenta con subespecialistas del más alto nivel (CIRUJANO CARDIOVASCULAR, CARDIÓLOGO PEDIATRA – INTERVENCIONISTA) para el diagnóstico, realizar cateterismos y correcciones quirúrgicas del corazón en niños y niñas.

 

ANTE LA MENOR DUDA, ACUDE CON NOSOTROS.

¿Cuando debo llevar a mi hij@ con la odontopediatra?

¿Cuando debo llevar a mi hij@ con la odontopediatra?

La primera visita con el o la odontopediatra se sugiere al mes de edad en donde se le darán a los padres instrucciones sobre el cuidado de la boca del bebé para prevenir enfermedades bucales. Posteriormente, se debe realizar una revisión de la primer salida del diente, esto con la finalidad de cerciorarse de que no haya ninguna anomalía en la erupción dental, así como también,  instruir sobre cuidados higiénicos y alimenticios para evitar la presencia de caries.

Cuando tu hij@ ha cumplido dos años y medio, se recomienda ya hacer una primer visita formal al Odontopediatra, donde se le enseñará a tu hij@ la importancia del cuidado de sus dientes.

La primera visita al consultorio dental es una nueva experiencia para todos, y debe de ser una experiencia agradable. En esta cita tus hij@a aprenderán y descubrirán muchas cosas sobre sus dientes.

Algunos niños vendrán emocionados y algunos se sentirán aprehensivos, por lo que es importante hacerle comentarios positivos sobre esta cita y no dar información que pueda ocasionarle temor.

Esta primera cita es de suma importancia ya que en ella se dará una explicación sobre el cuidado de los dientes, una guía sobre nutrición e higiene. Así mismo se hará una exploración física y radiográfica de la boca para detectar presencia de caries, anomalías en el desarrollo, erupción de los dientes, alteraciones del crecimiento dentofacial y un análisis de riesgo a caries.

En la segunda etapa de esta cita se realizará la primera limpieza dental y aplicación tópica de flúor como medida preventiva para evitar la presencia de caries dental.

Podrás aclarar todas tus dudas sobre cómo realizar el cepillado de dientes en casa, sobre qué tipos de pasta y enjuagues bucales usar; así como todo acerca de la caída de los dientes de leche.

 

En Kids Health Polanco puedes agendar cita con la Dra. Cinthia Navarro odontopediatra! Te esperamos!!!

Tamiz visual

Tamiz visual

¿Cuándo debo revisar los ojos de mi bebé?


Por ley es obligatorio realizar un “tamiz visual” o examen general de los ojos al momento de nacimiento en todos los niños (artículo 61 de la Ley General de Salud). Con este examen sencillo se pueden detectar enfermedades de los ojos importantes que podrían pasar desapercibidas.

 

¿Qué es exactamente lo que se evalúa en este tamiz?


Durante el tamiz, el médico hará una inspección general de los ojos de su bebé, valorará los movimientos de los ojos y hará un examen de las pupilas. Quizás la parte más importante de este examen es la valoración del “reflejo rojo” (igual al reflejo que se produce al tomar una fotografía con flash en donde los ojos se ven rojos). En caso de encontrar alguna anormalidad al realizar este examen (o que usted mismo note que al tomar una fotografía el reflejo de los ojos de su hijo es asimétrico o blanco) se debe de enviar de inmediato a una revisión con oftalmólogo de niños (oftalmólogo pediatra).

 

¿Qué enfermedades se podrían detectar en un tamiz visual?

Se pueden detectar todo tipo de enfermedades, entre las más comunes está el estrabismo, las malformaciones de alguna de las estructuras oculares, glaucoma, cataratas, infecciones adquiridas por la madre durante el embarazo e incluso hasta tumores cancerígenos que crecen dentro del ojo. Si usted o alguien en su familia tiene antecedente de alguna enfermedad ocular, es importante que lo informe a su pediatra para que se haga esta revisión con especial atención a esa enfermedad.

 

Mi hijo nació prematuro. ¿Tiene riesgo de tener algún problema en sus ojos?

Los niños nacidos prematuros tienen más riesgo que la población en general de tener algunas enfermedades de los ojos. Entre ellas errores refractivos (necesidad de usar lentes), estrabismos (desviaciones de los ojos) y la más importante: retinopatía del prematuro. Esta enfermedad es la primera causa de ceguera infantil a nivel mundial y por ello es obligatorio que se haga una revisión por un oftalmólogo pediatra incluso aún
estando en los cuneros.


¿Todos los niños prematuros desarrollan retinopatía del prematuro?


No. La mayoría de los niños prematuros no desarrollan esta enfermedad, sin embargo, a todos se les tiene que revisar, ya que en caso de que la tengan se puede dar tratamiento y así evitar problemas a futuro.

En Kids Health Polanco contamos con la oftalmóloga pediatra Dra. Andrea Portilla Demichelis, marca y HAZ CITA YA!!

Un Día Triste Para Monterrey y Para Todos Nosotros, Por Aliza Edelson

Un Día Triste Para Monterrey y Para Todos Nosotros

Mucho se ha dicho de cómo en México nos hemos acostumbrado a la violencia, las noticias de asaltos, asesinatos y “ajustes de cuentas” se nos hacen cada vez más “normales” y cotidianos. Esto es algo preocupante en sí mismo, quizá es la forma que tenemos de lidiar con esta parte de nuestra realidad, ya que, en palabras del psicoanalista Donald Winnicott “es imposible andar por el mundo con el corazón en la mano”.

Tristemente, de vez en cuando, ocurren eventos que nos sacan de este estado de normalidad, que nos mueven, nos conmocionan y nos dejan llenos de preguntas sin responder. Lo ocurrido en Monterrey es sin duda uno de ellos.  Si bien hemos visto sucesos como estos en Estados Unidos (así como en otros lados), para nosotros es algo sin precedentes y por lo tanto aún más difícil de entender y “digerir”.

¿Por qué un joven decide llevar un arma a su colegio y disparar contra sus compañeros y maestros? ¿Se pudo haber prevenido? De ser así, ¿por qué nadie se dio cuenta? ¿Por qué está pasando esto en México? ¿Se trata solamente de un problema psicológico o es un reflejo de la sociedad en la que vivimos?, entre muchas otras.

La respuesta a estas preguntas y la angustia que las acompañan tienen un gran riesgo: las respuestas “fáciles”, simples, rápidas y reduccionistas. Aunque puedan sonar lógicas y sean explicaciones probables, son riesgosas por el simple hecho de que las hacemos a la ligera, las afirmamos antes de investigar y por lo tanto nos alejan de la verdad en vez de acercarnos a ella. Algunas de las explicaciones que se escuchan generalmente y se han escuchado en estas primeras horas son las siguientes:

 

1.                    “Es que estaba deprimido” “Es que tenía problemas psicológicos”:

Evidentemente estamos ante un problema de salud mental, eso es innegable, pero afirmar que lo de ayer lo hizo alguien “porque estaba deprimido” no hace sino perpetuar el estereotipo de que las personas con trastornos mentales son peligrosas por “estar locos”. Parece una respuesta “científica” cuando no lo es. Como se dijo anteriormente, es un fenómeno complejo el que lleva a una persona a realizar un tiroteo en su colegio, y decir “es que estaba deprimido” parece una explicación cuando en realidad no la es.

 

2.                     “Seguramente era un adolescente problemático”:

Cuando hablamos de adolescencia es necesario distinguir entre la adolescencia normal y patológica, es decir, diferenciar las crisis y obstáculos que enfrentamos todos durante esta edad (búsqueda de identidad, cierta rebeldía, cambios en las amistades e intereses…), de aquellos adolescentes que están teniendo mayor dificultad y terminan dañándose a sí mismos y/o a otros (no sólo con armas de fuego sino con cualquier conducta de riesgo como autolesiones, adicciones, peleas, actividad sexual sin protección, etc.).

 

3.                    “Yo creo que los papás no le hacían caso / eran igual de problemáticos”:

Si existe una salida “fácil” para explicar algo que no entendemos es echarle la culpa a los papás. Es muy fácil juzgar, sobre todo sin saber. Lo más peligroso de esta respuesta es que lejos de ayudarnos a buscar una explicación o lograr una prevención, nos tranquiliza porque creemos que hemos encontrado a “un culpable”.

 

4.                    “Seguro le hacían bullying y por eso les disparó”:

Es una realidad que el acoso escolar puede tener consecuencias muy graves, que los jóvenes que lo sufren pueden caer en conductas de daño hacia sí mismo o hacia los demás. En caso de que fuera cierto en este caso (y una vez más, no lo sabemos aún), es necesario recordar que en los tiroteos escolares, la agresión suele ser un acto impulsivo contra las personas que se encuentran presentes en ese momento o contra quienes tratan de evitarlo. Por otra parte, no podemos pensar que ser víctima de abuso escolar justifica un tiroteo que tiene como consecuencia heridos, muertos y termina con el suicidio del agresor.

            En otras palabras, lo que me parece problemático de este argumento es que podemos caer en culpar a las víctimas (“les disparó porque le hacían bullying”), que es lo mismo que decir “a esa mujer la violaron por traer minifalda” o “lo asaltaron por traer ese reloj tan caro”. El bullying es sin duda un problema importante en nuestro país, pero caemos en el riesgo de usarlo como justificación como único motivo.

 

5.                    “Es por copiar lo que pasa en Estados Unidos”.

¿Por qué los tiroteos escolares son tristemente comunes o al menos repetitivos en Estados Unidos y no en otros países? ¿Por qué no habían ocurrido en México? ¿Y por qué ahora sí pasó? Existen muchas explicaciones para esto, desde las políticas públicas que permiten el fácil acceso a armas de fuego hasta teorías sociológicas y psicológicas. Además, es bien sabido que estos eventos, por el impacto que generan en nosotros y la difusión que tienen en los medios, se vuelven conductas a imitar y por lo tanto se repiten.

 

Lo que me parece peligroso es quererlo explicar solamente como un problema “heredado” de Estados Unidos, como una manera de “copiar” lo que pasa en este país, lo cual solemos hacer con muchas otras costumbres y conductas. Peligroso porque nos aleja de preguntarnos realmente qué dice sobre nosotros mismos como país, nos “ahorra” hacernos la pregunta de qué esta pasando en nuestra sociedad, en nuestras escuelas, con nuestros hijos, amigos, alumnos y pacientes.

 

En síntesis todas estas hipótesis me preocupan no porque no sean probables o verosímiles, sino porque nos seducen con la idea de que “el problema son los otros”, o que le toca a alguien más resolverlos: los papás del agresor, los compañeros que acosan, los “locos” y los deprimidos, los regios o “los gringos”,  pero no yo. Nada más atractiva que la idea de “a mi no me va a pasar” cuando en realidad ya nos pasó.


¿Qué sí podemos hacer? ¿Cómo podemos lidiar con lo ocurrido? ¿Cómo explicárselo a nuestros hijos, alumnos, sobrinos, etc? A continuación una pequeña lista con algunas ideas:

a)   Hablar del tema: Conocer lo que pasó, ver juntos las noticias y sobre todo comentarlas, explicar dudas y distinguir los hechos de las especulaciones.

b)  ¡Escuchar!: Aún más importante que explicar es ofrecer un espacio donde los niños y jóvenes puedan expresar cualquier idea o sentimiento que tengan al respecto.

c)   Construir y fomentar redes de apoyo: Muchas veces los adolescentes “no son los más comunicativos” con sus papás, por eso hay que procurar que tengan tanto gente a quien acercarse (maestros, guías, tíos…), como actividades y  en las que se sientan seguros y aceptados (deportes, actividades comunitarias, ayuda social…).

d)  Canales de comunicación entre papás, maestros y otras personas cercanas: Buscar y fomentar la interacción entre todos los involucrados en la vida de los jóvenes y adolescentes, para poder estar enterados de situaciones importantes y probables “focos rojos”.

e)    Conocer los factores de riesgo y señales de que “algo está mal”, como pueden ser:

1. Aislamiento social persistente.

2. Falta de interés en cualquier actividad sana o recreativa (ya sea que nunca le han interesado, o que haya perdido las ganas).

3. Preocupación excesiva de ser juzgado o perseguido por los demás (ya sea algo real o fantaseado).

4. Fracaso escolar.

5. Expresión de sentimientos de desesperanza y falta de confianza en el futuro.

6. Obsesión y exaltación por las armas y conductas violentas.

7. Conductas de riesgo ya sean de daño contra si mismo o contra otros (personas o animales, en la “vida real” o de manera virtual).

8. Cualquier amenaza de suicidio o deseos de dañar a otros. No minimizarlas pensando que son “bromas”, exageraciones o “ganas de llamar la atención”.

 

f)    Contactar a un profesional: Cuando se presenten algunas de las situaciones anteriores, no dudar en pedir ayuda profesional. No caer en la trampa de creer que “se le va a pasar solito”, “es una mala racha” o “sólo quiere llamar la atención”. Si sospechamos que estamos ante un problema de salud mental, no debemos dudar en contactar con un especialista.

En síntesis, los eventos ocurridos en Monterrey nos han movilizado a todos y nos han hecho cuestionarnos no sólo por qué ocurren estas cosas sino cómo podemos hacer para entenderlas, explicarlas a nuestros seres queridos y prevenirlas. Ojalá que al menos nos sirvan como una oportunidad para hablar con seriedad sobre temas como salud mental, trastornos psicológicos, factores de riesgo en la niñez y adolescencia y la forma en la que lidiamos con la agresión y la violencia.

 

¿Qué son las enfermedades alérgicas?

¿Qué son las enfermedades alérgicas?

Concepto:
En términos generales las enfermedades alérgicas son reacciones anormales del sistema inmune a estímulos habitualmente inocuos. Se presentan en sujetos con susceptibilidad genética (predisposición heredada) y que son expuestos a ciertos factores, no del todo definidos. La alergia requiere de una etapa de sensibilización (cuando el sujeto se expone a la sustancia y su sistema inmune genera la respuesta anormal), y posteriormente una etapa de manifestación de síntomas (al volver a exponerse a esta sustancia, se liberan de sustancias que provocan síntomas molestos). Esta predisposición heredada se conoce como atopia.

 

En terminos sencillos:
Los sujetos con alergia, generan una respuesta anormal ante una sustancia que esta en el medio ambiente (ejemplo: pólenes, partículas de animales o insectos, alimentos, esporas de hongos, químicos, medicamentos etc…). Y cuando se exponen a estas sustancias desarrollan síntomas molestos y potencialmente graves.

 

Ejemplo gráfico:
Una niña con ambos padres alérgicos (predisposición genética presente), al exponerse a pólenes junto con otros factores desarrolla alergia a estos pólenes, y cuando se expone a ellos presenta comezón en la nariz y/u ojos, estornudos frecuentes, flujo nasal acuoso, lagrimeo, ojo rojo. Específicamente estas manifestaciones son compatibles con el diagnóstico de Rinitis Alérgica.

Tipos de enfermedades alérgicas:

Dermatitis Atópica

Concepto: es la manifestación de una enfermedad alérgica en la piel.

Síntomas: enrojecimiento, ronchas, costras, lesiones que “lloran”, comezón, engrosamiento de la piel. Estas lesiones pueden estar presentes en cualquier parte del cuerpo. Dependiendo de la edad del paciente suelen manifestarse de la siguiente forma:

Niños pequeños (lactantes): las zonas más afectadas suelen ser mejillas, zona del pañal, cara, y partes extensoras de los brazos y piernas. 

Niños preescolares y escolares: las zonas más afectadas suelen ser mejillas, párpados, cuello, partes extensoras de brazos y piernas, muñecas, pliegues de codos, y detrás de las rodillas. 

Adolescentes y adultos: las zonas más afectadas, suelen ser los pliegues de codos, detrás de rodillas, muñecas, palmas de las manos y el cuello.

Causas: existen diferentes mecanismos por los que se presenta esta enfermedad. Los dos factores mas importantes son: el compromiso en la función de “barrera” de la piel, y la presencia de atopia. Los sujetos con estos dos factores generan alergia a distintas sustancias, entre las más comunes: alimentos, epitelios de animales, partículas de insectos y artrópodos, y cuando se exponen a estas sustancias desarrollan los síntomas. Una vez iniciada esta reacción, otros factores pueden ser importantes en perpetuar o exacerbar los síntomas, como: el rascado, agentes irritantes (detergentes, químicos en la ropa o en perfumes, lociones, cremas), la infección por microorganismos que viven en la piel (Staphylococcus aureus, Staphylococcus epidermidis, Malassezia sympodialis, entre otros), factores emocionales (estrés, ansiedad), lo que dificulta el tratamiento de estos pacientes.

Tratamiento: debido a los múltiples mecanismos involucrados en esta enfermedad, es importante un tratamiento integral que consiste en: mejorar la función de barrera de la piel, evitar la exposición a los alérgenos responsables (previa identificación), desinflamar las lesiones, inhibir la comezón, tratar las infecciones presentes, mejorar la calidad de vida y disminuir la carga emocional del paciente y su familia. Cuando no es posible evitar la exposición a los alérgenos, la Inmunoterapia Alérgeno Específica es una opción de tratamiento importante, que finalmente modificará la respuesta del sistema inmune ante estos estímulos.

Conjuntivitis Alérgica y Rinitis Alérgica:

Concepto: es la manifestación de una enfermedad alérgica en la nariz y/u ojos.

Síntomas: Conjuntivitis: ojo rojo, comezón en ojo, lagrimeo constante, sensación de cuerpo extraño en ojos (arenitas o basuritas), ojeras y pliegues de párpados incrementados, aumento de volumen de ambos párpados. Rinitis: comezón en nariz, flujo nasal acuoso, estornudos frecuentes, congestión/obstrucción nasal, respiración oral, ronquido por las noches. Los pacientes afectados y no diagnosticados correctamente suelen recibir múltiples esquemas de antibióticos, con respuestas parciales y poco duraderas.

Causas: los pacientes con rinitis y/o conjuntivitis alérgica desarrollan respuestas anormales a sustancias presentes en el medio ambiente, dentro de las más comunes: pólenes (pastos, malezas y árboles), epitelios de animales (perros, gatos, ratones, conejos, caballos), esporas de hongos, partículas de insectos (ácaros, cucarachas, lepismas). Cuando los pacientes se exponen a estas sustancias presentan los síntomas descritos arriba. Si la exposición no se modifica o no se recibe tratamiento, los síntomas cada vez son más frecuentes, intensos y/o duraderos. 

Tratamiento: existen cuatro intervenciones con evidencia científica disponibles para el tratamiento de las enfermedades alérgicas respiratorias: En primer lugar el involucro del paciente y sus familiares con respecto al conocimiento de la enfermedad (un paciente y familia bien informados, tienen mejores respuestas a los tratamientos, mejor calidad de vida, mejor entendimiento de su enfermedad). En segundo lugar evitar/disminuir la exposición a los alérgenos responsables (identificados mediante la evaluación del especialista y pruebas específicas). En tercer lugar, la farmacoterapia (i.e. los medicamentos), que tienen la finalidad de disminuir la intensidad y frecuencia de los síntomas, estabilizar al paciente durante crisis, desinflamar y permitir al paciente realizar sus actividades rutinarias, así como recreativas. Finalmente la Inmunoterapia Alérgeno Específica tiene el objetivo de “reeducar” al sistema inmune del paciente alérgico, con el beneficio de modificar el curso de la enfermedad; en otras palabras, que el paciente ya no sea alérgico a esas sustancias, y que al exponerse a las mismas ya no desarrolle síntomas. Un tratamiento apropiado lleva estas 4 intervenciones al mismo tiempo, y tiene como propósito mantener al paciente libre de síntomas, con la menor cantidad de medicamentos, (idealmente sin medicamentos).

Sibilante temprano y Asma

Conceptoel asma es una enfermedad crónica e inflamatoria de la vía respiratoria inferior (bronquios y pulmones). En la población pediátrica (menores de 18 años de edad), el 80% de las veces se relaciona a un alérgeno como responsable de la enfermedad. En adultos, la asociación con alergia es aproximadamente del 50%. El sibilante temprano se refiere a la presencia de síntomas similares a asma en un paciente pequeño (menor de 3 años). El paciente clasificado como sibilante temprano puede cursar con 2 diferentes evoluciones: resolver sus síntomas en la edad de escolar (6 a 11 años) o persistir con síntomas y desarrollar asma. La diferencia de estos dos caminos depende de varios factores importantes a evaluar por el especialista.

Síntomas: ambas entidades (sibilante temprano y asma) presentan síntomas similares. Tos que suele ser en accesos largos, frecuentemente interrumpiendo las actividades del paciente como: ejercicio, risa, juego. La tos puede presentarse a lo largo de todo el día, sin embargo es habitual que presenten más tos por las noches y/o madrugadas. Sibilancias es el término que recibe el sonido característico del aire al pasar por una vía respiratoria “cerrada” y se escucha como un silbido o chillido, de tonalidad aguda y que frecuentemente se escucha mejor durante la <<espiración>> (cuando el paciente saca aire), en ocasiones sólo puede escucharse cuando se acerca mucho al paciente o al utilizar un <> (dispositivo médico para escuchar los sonidos del pecho y otras partes del cuerpo). Sensación de opresión torácica o “pecho apretado” éste síntoma no es frecuentemente reportado por pacientes pequeños, sin embargo adolescentes y adultos pueden referir que les cuesta trabajo respirar por la sensación de que su tórax (pecho) esta rígido, este síntoma puede acompañarse de dolor al respirar profundo y en ocasiones al realizar esta maniobra (inspiración profunda) genera tos. Dificultad respiratoria: cuando los pacientes desarrollan exacerbaciones importantes de sus síntomas, suelen presentar respiraciones rápidas, con aleteo de su nariz (las fosas nasales se abren y se cierran con cada respiración), hundimiento de los espacios entre las costillas, quejido al sacar aire, e inclusive pueden tener cambios de coloración en labios y uñas (tono azul-violáceo). La presencia de estos síntomas pueden indicar un problema grave y requieren de evaluación médica urgente.

Causas: la alergia es la causa del asma en el 80% de los niños afectados, los pacientes con asma alérgica desarrollan respuestas anormales a sustancias presentes en el medio ambiente, dentro de las más comunes: pólenes (pastos, malezas y árboles), epitelios de animales (perros, gatos, ratones, conejos, caballos), esporas de hongos, partículas de insectos (ácaros, cucarachas, lepismas). Cuando los pacientes se exponen a estas sustancias presentan los síntomas descritos arriba. Si la exposición no se modifica o no se recibe tratamiento, los síntomas cada vez son más frecuentes, intensos y/o duraderos. 

Existen otros factores como los virus, la contaminación en general, el humo de tabaco, entre otros, que pueden exacerbar los síntomas de los pacientes asmáticos, generalmente no son la causa pero si son agravantes de la enfermedad.

Tratamiento: existen cuatro intervenciones con evidencia científica disponibles para el tratamiento de las enfermedades alérgicas respiratorias: En primer lugar el involucro del paciente y sus familiares con respecto al conocimiento de la enfermedad (un paciente y familia bien informados, tienen mejores respuestas a los tratamientos, mejor calidad de vida, mejor entendimiento de su enfermedad). En segundo lugar evitar/disminuir la exposición a los alérgenos responsables (identificados mediante la evaluación del especialista y pruebas específicas). En tercer lugar, la farmacoterapia (i.e. los medicamentos), que tienen la finalidad de disminuir la intensidad y frecuencia de los síntomas, estabilizar al paciente durante crisis, desinflamar y permitir al paciente realizar sus actividades rutinarias, así como recreativas y sueño. Finalmente la Inmunoterapia Alérgeno Específica tiene el objetivo de “reeducar” al sistema inmune del paciente alérgico, con el beneficio de modificar el curso de la enfermedad; en otras palabras, que el paciente ya no sea alérgico a esas sustancias, y que al exponerse a las mismas ya no desarrolle síntomas. Un tratamiento apropiado lleva estas 4 intervenciones al mismo tiempo, y tiene como propósito mantener al paciente libre de síntomas, con la menor cantidad de medicamentos, (idealmente sin medicamentos).

¿Cuáles son las complicaciones de la obesidad?

L@s niñ@s y adolescentes con obesidad pueden cursar con numerosas complicaciones, conoce cuáles son las principales y lleva a valoración especializada a tu hij@ si crees que su peso no es normal.